La donación de sangre es un acto sencillo, seguro, nada doloroso, y asistido por profesionales especializados en todo momento.

Las donaciones voluntarias es la única fuente para obtener el producto, a pesar de los avances médicos y tecnológicos, por el momento, la sangre no se puede fabricar.

Con una sola donación puedes salvar hasta cuatro vidas, ya que con cada donación de sangre se obtienen cuatro componentes sanguíneos diferentes.

No se trata de donar sangre solamente hoy, sino que es absolutamente imprescindible donar periódicamente. Se trata de convertir la donación en un hecho habitual, haciendo entonces posible que las necesidades de sangre y derivados puedan ser distribuidos a los pacientes que así lo necesitan.

Deja una respuesta